jueves, 30 de septiembre de 2010

Promesas r o t a s. Mi corazón que robaste. Mentiras que dijiste; tienen lo mejor de mí.

1 comentario:

  1. El corazón robado deja de ser corazón y pasa a ser un intento de latidos.

    Un beso

    ResponderEliminar